Diarios de Expedición

Diario N. 5, Dhaulagiri
08 de mayo de 2017
Los sueños existen, pero se construyen, se desean fervientemente y te esfuerzas al máximo por ellos.

Hoy es 8 de mayo y se supone que debíamos estar ya con la cima de nuestra montaña el Dhaulagiri de 8167 metros. ¿Por qué se supone?

Los días del 1 al 4 de mayo el clima fue horrible, de día hacia mucho viento y de tarde nevaba y nevaba, la montaña se iba cargando de nieve y la ventana de buen clima daba el día 7 de mayo para cima.

Hicimos una reunión con tres expediciones para coordinar desde el campo 3 el ataque a cima, que es delicado por la travesía que hay que fijar de cuerda. Se suponía que hasta el campo 3 y un poco más estaba la cuerda puesta por el equipo de China y los Sherpas.

Las tardes jugábamos cartas, reíamos y recibíamos los informes para el 7 y 8 de mayo, el problema el 7 es que el 6 habría mucho viento y llegar al campo 3 a 7500 metros era imposible, así que se acordó entre nervios y distintos puntos de vista atacar la cima el 8 de mayo.

Y es que subir al campo 3 suena como subir al refugio del Cotopaxi, pero no es así, para alcanzar el campo 3 hay que subir desde 4600 metros hasta 5600 metros y este recién es el campo 1. Desde el C1 hay que subir hasta 6550 metros al C2 y además hay que llevar toda una lista de cosas para pasar una noche a 6550 metros, porque dentro de la carpa hace una temperatura de -10 grados bajo cero y si no tienes un buen saco de plumas te congelarías, si no tienes un reverbero especial para derretir nieve te deshidratarías, enfermarías y tendrías que bajar y si no comes y cocinas algo, lo que requiere de gas y comida no tienes energía para subir y subir hasta éstas alturas. Y la lista de equipo de ropa y elementos desde comunicación, cámaras, radios, teléfonos satelitales, GPS, linternas, pilas, gafas, crema de sol, botella de hidratación, termo y todo el equipo técnico que se usa, desde cuerdas, piolet, arnés, etc. pesa alrededor de 20 kilos, sin tomar en cuenta el equipo de acampada que son otros 20 kilos más.

¿Quién y cómo sube este peso enorme a los diferentes lugares que son espacios establecidos llamados campamentos? Pues Mingma y yo. El carga un poco más y él día de cima él utiliza oxígeno para acompañarme a cumbre, pero como yo no voy con oxígeno, él me ayuda con un poco más de peso en su mochila.

Explico todo esto para que tengan una idea de cómo es estar aquí y todo lo que se vive en estas hermosas montañas.

Subiendo al corredor el día 5 de mayo intento #1 de cumbre

El 4 de mayo recibimos la confirmación del día 8 que era bueno para cumbre. El 5 tendríamos que salir al C1, armamos las mochilas, preparamos todo, con los nervios de punta y el 5 a las 6 am estábamos caminando por el glaciar, rumbo al campo 1.

En el campo 1 no teníamos saco de pluma, colchoneta, cocineta, ni comida y el punto es que haríamos, bueno todo esto es algo complicado de explicar, pero al final con la ayuda de los Sherpas del equipo de Seven Summit que es nuestra agencia, resolvimos lo de la colchoneta, el gas y la cocineta nos prestaron y dormimos con un solo saco con Mingma en la tienda.

Esta tarde fue buena, algo cansada por lo largo del trayecto, pero los pies y las botas respondieron a mil maravillas.

El día 6 era el día de ir al campo 2 a 6550 metros, nuestro serac en las alturas donde solo habíamos llegado tres grupos, Peter y sus colegas, nosotros y un iraní. Ir al campo 2 es largo y hay que subir muy abrigado porque cuando sopla el viento es muy frío.

Hoy a las 14h30 se desato la tormenta se supone atacaríamos hoy la cima pero no a podído ser y es poor algo miren que temporal tenemos, de miedo

Estaba con cinco capas, menos las plumas que uso el día de cima y a una altura de 5800 metros comenzó a golpearnos el viento como a trapos cansados, nos atacaban las ráfagas incesantemente. Yo le pedía a la montaña que se calme, pero de nada servía, era peor cada hora, en un momento saqué los guantes que uso a 8000 metros y esto me dio soporte para seguir. Pensé muchas veces ponerme el traje de plumas, pero me daba una pereza sacarme todo lo que uso en los pies.

A las 11h00 llegamos a una parte donde por tanto viento habían montado tiendas para protegerse un día antes, otro grupo que estaba aclimatando. Pedí un minuto para llamar a Víctor que es el meteorólogo que informó que el 6 habría 35 kilómetros por hora de viento pero estabamaos a 6000 metros y era muchísimo más fuerte. Qué pasaba entonces? Recibí un mensaje de él ese momento diciendo que en la tarde bajaría 10 kilómetros el viento y que así estaba este día.

Hablé con Mingma y discutimos qué hacer, si esperar o seguir y decidimos seguir. Entre los gritos que tocaba dar por el viento que azotaba, comenzamos a caminar y como por efecto dominó todos los diez sherpas del otro grupo nos comenzaron a seguir. Delante nuestro estaban los eslovacos.

Llegamos a la arista a las 12h00, era el viento muy fuerte y no había cuerdas, los sherpas de Carlos Soria estaban dos de ellos esperando este día para ir hasta el campo 3 y llevarle su oxígeno y equipo para el ataque el día 8. Pero bajando del campo 2 nos dicen la mala noticia: Your tent is total destroid, is two meters under the snow. And no fix ropes, all lose it.

Eso significa, no tienes tienda, la ha destruido un serac en el campo 2 y además todas las cuerdas están tapadas por estos días de tantas nevadas y el viento, no pudimos desenterrarlas.

La tienda aplastada que Mingma rescato el material de dentro para la cima del Dhaualagiri

Se me cae el alma al piso, se me derrumba mi sueño, se me seca la garganta y paso un trago amargo, es algo inesperado, llevamos peleando cinco horas en este viento infernal, cargando una carpa para el campo tres y abriendo la huella, trabajando con la mitad de mis pies, con una herida en el pie izquierdo y todo este esfuerzo e ilusión se ha ido al suelo, no me lo creo tenemos que llegar al campo 2 y verlo por nuestra cuenta.

Subo y subo. Adelante van los eslovacos, todos vamos poseídos y castigados por el viento, como en las historias de los héroes pioneros del Himalaya.

Al llegar a las segundas tiendas del campo 2 a 50 metros de desnivel de nuestras tiendas, espero a Mingma y tomo algo de líquido, llega uno de los sherpas de Carlos y me dice que Mingma viene atrás, que le espere en una tienda vacía que ellos pusieron para su grupo. Me meto allí, espero a Mingma y le digo que vaya a ver mi tienda que los eslovacos están arriba.

Nuestra tienda enterrada aplastada por un serac

Mingma deja su mochila y se va. Llega después con la noticia de que la tienda esta aplastada por un enorme bloque de hielo que ha destruido las cuatro tiendas del campo 2 y eso se suponía que era el sitio más seguro. Lo hemos perdido todo, no hay qué hacer, no tengo algunas coas para el ataque a cima, lo podemos resolver, pero es un duro golpe.

Después el 7 se supone que subiríamos al campo tres a 7500 metros por las cuerdas puestas en los días anteriores por los sherpas, pero están enterradas en la nieve y no se puede desenterrarlas.

¿Y es la noticia que desmorona este plan del 7 y 8? ¿cómo se sube con 10 o 15 kilos de peso a en las espaldas a 7000 metros por una pendiente de 40 y 50 grados de inclinación, sin piolets y sin cuerdas fijas? Y luego, si se logra subir cómo se baja después de la cima, además si está cargada la montaña en las pendientes, nos imaginamos que en las partes planas está mucho más.

Nuestra cima se ha escapado, nuestro sueño se ha ido y no tenemos más que tristeza. Llamo a mi esposa, son las 5h30 am y la despierto, lloro de rabia, de impotencia, de tensión, de pena, ella me contesta que lo que le importa es que yo esté bien, nada más, la cumbre no le importa, y me calma, me dice que me ama y que somos una familia que estamos juntos en esto, que saldremos adelante, sus palabras son muy lindas y de ánimo, así que le agradezco y me despido. No quiero comer y Mingma me obliga a comer un arroz con salmón que me sabe rico pero en este tristeza tambien sabe un poco amargo.

Mi hermano Mingma sherpa quien me ayudo a recuperar mi material perdido en el campo 2 gracias MINGMA THINDU SHERPA

El día 7 amanece hermoso. Hemos pasado una noche infernal, no pegué un ojo y el día es espléndido, mientras cocinamos se oyen ruidos de los otros grupos, todos esperan quien se irá y ver qué hacen, pero para mí está claro lo que hay que hacer. Mingma se irá al serac a tratar de recuperar el material y yo bajaré al campo base. Marco Confortola, italiano con nueve ocho miles también se baja. Peter con 13 ocho miles se baja. Después todos deciden bajar. El Dhaulagiri ha ganado, pone las reglas y nos ordena bajar.

Es duro comenzar a bajar con un día tan bello, donde el ambiente es tan hermoso, todo brilla y ni siquiera sopla una brisa.

Llego después de cuatro horas al campo base, con los pies adoloridos por una bota floja. Me reciben con mucho cariño los cocineros y sherpas y me meto en la tienda a limpiarme porque no me he bañado en tres días y me siento sucio por fuera y triste por dentro. Trato de ver si limpiarme me anima, espero a mis compañeros que llegan. Luego almorzamos todos sin decir ni una palabra.

Llega la noche y después de cenar, me meto en el saco, dejando pasar una jornada más sin ser la previa a cumbre.

Hoy amaneció muy lindo, desayuné con Carlos Soria quien con el jefe Indio de la expedición militar India organizó una reunión para salvar esta cumbre y contratar siete sherpas y formar un equipo para volver a fijar las cuerdas en este tramo.

Reunión el día de hoy 8 en donde estava previsto el ataque a cima pero no se dió. La misma que a servido para plantear fijar de nuevo las cuerdas del campo 2 al 3

Ahora tuvimos a las 11 de la mañana la reunión, nos pudimos poner de acuerdo y el 11 de mayo saldrán los Sherpas a fijar el campo 2, luego al campo tres y después hay que esperar otra ventana de buen tiempo, si es que llega de nuevo, esperamos que sí, para intentar la cima del Dhaulagiri.

Estamos en el campo base motivados por este trabajo de equipo. Este año ocho expediciones dan un verdadero ejemplo de compañerismo, amistad y trabajo en equipo para lograr juntos este sueño de todos, que es llegar a la cima de esta hermosa montaña y bajar sanos y salvos.

Les quiero mucho a todos, gracias por sus mensajes y sigan pidiéndole al Universo y a Dios que el Dhaulagiri premie este esfuerzo de todos los que estamos acá.

Gracias por su apoyo:
Mis patrocincadores:

SALUD S.A. Y CHEVROLET
@saludsa @chevroletecuador
Mis colaboradores:

#mediospúblicos #axxissport #flowhotyoga #energizer #romp #iridiumblue #kamex #motorsport #clinicadentaldrmarcelocostales

 

 
 
 
VOLVER MENÚ PRINCIPAL PROYECTO
 
 
 
K2 2009
Makalu 2008
Broadpeak 2007
 
¡ 35 montañas en 60 días !
Primer montañista en el mundo en subir 35 montañas de los Andes en 60 días...
 
Expediciones extremas y galerías de fotos de las rutas...
 
Santiago Quintero®2010 | Ecuador en las Alturas | Correo Electrónico: chogori2002@yahoo.es / santiagoquinterosylva@hotmail.com
Sitio web diseñado para resolución mínima de pantalla de 1024 x 768 pxls | Diseño y construcción: NMDD
Inicio
Mi Historia
Quién es Santiago Quintero?
Historia de fortaleza y lucha
Libro: Máscaras Solitarias
Conferencias de Motivación
Trayectoria Deportiva
Antecedentes
Rutas Extremas en Solitario
Reconocimientos
Proyectos
Ecuador en todo lo Alto!
K2sinD2
AndesXtremo
Pedaleando por un sueño
Multimedia
Galería de Imágenes
Videos
Turismo
 
Contacténos